• Ganadora, entre otros, del Premio Púrpura Romántica de Honor en 2015

Olivia Ardey nació en Alemania, pero al poco tiempo su familia se trasladó a Valencia, donde reside con su marido y sus dos hijos. Ha crecido, vive y trabaja entre libros, como ella misma cuenta en esta amplia entrevista.

                                                                 

Entrevista a Olivia Ardey

NH: ¿Cuándo supo que quería ser escritora?

OA: Ocurrió por casualidad. Cuando aprobé la oposición y entré a trabajar en una biblioteca, hace ya más de diez años, y al no tener que estudiar, me encontré que tenía mucho tiempo libre. Vi anunciado la convocatoria de un taller on line de narrativa romántica y me entró el gusanillo de intentar plasmar en papel todas esas historias que llevaba años imaginando.

NH: ¿Recuerda cómo se sintió la primera vez que recibió el sí de una editorial?

OA: No me lo creí. Pensé que se trataba de una broma. Tanto me habían convencido de lo difícil que era publicar que, cuando recibí la propuesta editorial de La Esfera de los Libros me costó creerme que se trataba de una propuesta en firme y real.

NH: ¿De dónde saca la inspiración para sus novelas?

OA: De cualquier sitio o situación. Viendo televisión e imaginando un final distinto para una noticia, leyendo la prensa, de una conversación que escucho en la mesa de al lado tomando un café. Los escritores somos como esponjas, guardamos en la memoria infinidad de detalles de los que después surgen novelas.

NH: ¿Quiénes son sus autoras de referencia?

OA: Charlotte Brönte, Lisa Kleypas, Diana Palmer, Linda Howard, Marian Keyes, esas son las que más me gustan.

NH: ¿Tiene una rutina o alguna manía a la hora de escribir?

OA: Nunca escribo las novelas en el orden que se leen. La fragmento en escenas, como si del rodaje de una película se tratara.

NH: ¿Le gusta poner caras a sus personajes o solo se los imagina en abstracto?

OA: A veces les pongo cara, otras no. En ocasiones busco una pareja de actores que se asemeje mucho a mi idea, una vez la tengo escrita.

La humildad es la mejor carta de presentación.

NH: ¿Con cuál de sus personajes se iría a una isla desierta?

OA: Con Kenneth Callahan, el protagonista de DELICIAS Y SECRETOS EN MANHATTAN y con el comisario Ray Donnelly, amigo suyo y protagonista de UNA CHICA CON ESTILO.

NH: ¿Qué hobbies tiene?

OA: Hacer ganchillo, coser, leer, ver series… Pero los tengo muy abandonados porque la escritura me roba todo mi tiempo libre.

NH: Háblenos de su último libro.

OA: UNA CHICA CON ESTILO es una historia de segundas oportunidades, de momentos divertidos y otros muy sentimentales, ambientada en la fascinante Nueva York de los años 20. La señorita Helen McKerrigan y el comisario Ray Donnelly son la pareja más potente que he escrito, se comen literalmente las páginas. Y, según me cuentan las lectoras, es una historia que llega al corazón y deja una deliciosa huella.

NH: ¿Qué consejo daría las personas que intentan abrirse un hueco en el mundo de la literatura?

Que jamás dejen de intentarlo, que no permitan que nadie les robe la ilusión, que no dejen de aprender y que se armen de perseverancia, paciencia, confianza en sus posibilidades y ganas de trabajar. Con esfuerzo, los sueños acaban haciéndose realidad.

Y cuando consigan publicar sus libros, que tengan siempre los pies en la tierra y que no se hinchen con los halagos. La humildad es la mejor carta de presentación.