Un sepelio poco convencional ocurrió en Codazzi (Cesar). Un grupo de personas estremeció el ataúd y bailó champeta alrededor del mismo, así violando todo tipo de protocolos de auto cuidado y bioseguridad que han sido establecidos por el Gobierno, debido a la emergencia por el COVID-19.

Según versiones de habitantes de ese municipio, fue la forma de dar adiós a Elkin David Fontalvo Acuña, quien recibió una puñalada en el tórax y debido a eso falleció.

“El muchacho salió de madrugada, violando la ley seca y el toque de queda que había establecido el municipio. Durante el encuentro con sus amigos, se presentó una riña y el muchacho terminó con una herida letal que lo dejó sin vida en el acto”, dijo un funcionario de la Alcaldía.

Después de lo ocurrido, familiares y amigos tomaron la decisión de despedirlo con música e imitando un ‘meme’ de hombres africanos que cargan un ataúd y hacen un ritual, lo cual quedó grabado en un video que se viralizó en redes sociales.

Este hecho llamó la atención de autoridades, teniendo en cuenta que este municipio es el segundo con más casos de coronavirus en el Cesar.

Pese a los controles y medidas sanitarias que se han decretado, hasta el momento, se ha puesto 1.400 multas y 60 llamados de atención.

“Nos ha tocado intervenir varios encuentros sociales, un sector del municipio les cuesta cumplir cabalmente estas medidas. En este momento tenemos registrado 71 casos de covid positivos, hemos tomado 800 muestras para poder minimizar riesgos”, dijo el alcalde Omar Benjumea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×
A %d blogueros les gusta esto: