Colombia tiene un millón de fumadores menos.

Colombia ha dado pasos históricos en el control del tabaco, principalmente en la reducción de fumadores, prevención de enfermedad y muerte; no obstante, el país debe prepararse para nuevos desafíos.

Al respecto Gerson Bermont, director de Promoción y Prevención, indicó que “para Colombia es prioridad el control, regulación y políticas para el control del tabaco. Los desafíos son muy grandes y necesitamos concentrarnos en todas las formas.

El consumo del tabaco ha dejado más de 400 mil muertes en los últimos 10 años, lo que significa que es peor que la pandemia del covid-19”. Añadió que “si logramos hacer entender a todos los sectores que esta problemática del tabaco es conjunta, vamos a tener mejores resultados en el marco de la gobernanza. Esta es una prioridad para Colombia y por eso hacemos un llamado al Congreso de la República para que nos den legislaciones más fuertes para combatir este flagelo que nos ha quitado tantas vidas”.

Reconoció que en los últimos cinco años en el marco del proyecto FCTC 2030, quedan destacados resultados en Colombia. Por ejemplo, según la más reciente Encuesta de Calidad de Vida del DANE, entre 2016 y 2021, el porcentaje de fumadores o prevalencia bajó del 8.3% al 5.6%, es decir, que hay un millón menos de fumadores.

Pero hay unos desafíos por trabajar: lograr el etiquetado neutro, triplicar los impuestos y la regulación de los nuevos dispositivos basados en la mejor evidencia.

“La industria es fuerte en su objetivo de tener nuevos consumidores, y para eso tenemos que preparar regulaciones, tener una comunicación efectiva y ser coherentes con el riesgo y la vida de nuestros ciudadanos”, enfatizó.

Avances y miradas a futuro
En tal sentido, desde el sector salud se planteó el reto de expedir nuevas políticas públicas de control del tabaco, máxime cuando el tabaquismo causa más de 34 mil muertes al año y le cuesta 17 billones de pesos a la economía del país. En términos ambientales, genera 5 mil millones de colillas que se convierten en residuos sólidos tóxicos y contaminan 5 billones de litros de agua.

Además, es de tener en cuenta que el tabaco es un factor de riesgo frente al covid-19. Es por esta razón que nuevas medidas toman especial importancia, pero se destaca que Colombia ha logrado reducir la prevalencia del consumo del tabaco gracias a la adopción de políticas clave como los son los ambientes libres de humo en espacios públicos y de trabajo, la prohibición total de publicidad y patrocinios, y aumentos en los impuestos y la inclusión de advertencias gráficas en el empaquetado.

Asimismo, se ayuda a los consumidores del tabaco para que puedan dejar de fumar, y se desarrollaron nuevos documentos para sustentar políticas públicas basadas en evidencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

DeusTheme @ Instagram
A %d blogueros les gusta esto: