Un comerciante fue ultimado a tiros en Tuluá.

Siguen encendidas las alarmas en la Villa de Céspedes por la racha de asesinatos que registra, la cual en la ultima semana ha tenido como objetivo a comerciantes reconocidos.

Este en la tarde falleció un comerciante que había sido víctima de un atentado sicarial perpetrado la mañana de este 21 de febrero.

El ataque con arma de fuego ocurrió en el barrio Alvernia de la Ciudad Corazón del Valle .

Al hoy occiso le dispararon cuando se encontraba en la calle 23 con carrera 39.

El comerciante fue identificado como Pablo Mauricio Loaiza Betancourt, de 44 años, quien se desempeñaba como gerente de una empresa de transporte en Tuluá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

DeusTheme @ Instagram
A %d blogueros les gusta esto: