¿Además de ‘Taser’, puñaladas? La extraña herida de Javier Ordónez

Se presentan pruebas de que el estudiante de derecho habría muerto en el CAI de policías.

Hasta ahora son seis fotos que están en manos del abogado y de la familia de Javier Ordónez. Sin embargo se hace referencia a una foto en `particular en donde al parecer se observa una presunta herida de puñalada en el hombro derecho.

Es bastante extraña la presencia de esta esta herida debido a que según la reconstrucción de los hechos, primero fue atacado varias beses con pistola ‘taser’ y luego fue trasladado a el CAI de Villa Luz de Engativá donde de acuerdo a las afirmaciones de testigos y familiares, habría tenido lugar una presunta golpiza que le ocasionaría la muerte.

Le puede interesar: Acaban de hospitalizar a la mamá del abogado asesinado en Bogotá.

Aún no está claro de qué pudo haber causado la herida, teniendo en cuenta que uno de los patrulleros negó las acusaciones de agresión dentro del CAI. El experto en Medicina Legal, Darío Angulo expresó que «Lo que puede observar es que es una herida que presenta orificio y podría ser de arma cortopunzante, que se le aplicó también ahí. Ya no se trata ni de la pistola ‘taser’ ni del arma contundente».

El doctor argumentó el porqué se trata de una herida similar a la de una puñalada y esto dijo «por los bordes de la herida, que son circulares, daría a entender de que también se pudo introducir un elemento cortopunzante».

Además agrega «cuando se habla de heridas cortopunzantes son diferentes a las heridas con arma contundente, y es que se rompe el tejido, ya pasa la piel y pasa el tejido celular subcutáneo, pasa el músculo, y deja un orificio».

Relacionado: 35 policías admiten haber usado sus armas de fuego en medio de los disturbios

El médico Rubén Darío Angulo ya había expresado que Javier no habría muerto por las descargas eléctricas, sino por múltiples traumatismos de otra índole en distintos lugares del cuerpo, principalmente cuello y cabeza con un arma contundente.

Esta versión coincide con la dada por el único testigo, que fue el hombre detenido junto con Ordóñez aquella madrugada. Este afirmó que en el lugar hubo choques eléctricos, patadas, puños y demás agresiones.

Este hombre dijo «Javier aún se encontraba vivo y me decía: «Costa, me duele todo» y lo le dije «tranquilo, tranquilo» y fue cuando uno de los policías con los que Javier se había peleado le pegó una patada en la cara, una en el pecho y una en el estómago».

Medicina Legal, será quien establecerá la causa de muerte, teniendo en cuenta que el periódico capitalino reveló una parte de la historia clínica en donde se plantea que «el paciente ingresa sin signos vitales, pupilas plenas y signos de muerte, livideces dorsales, se decreta hora de muerte (…)»

Por esta razón la ex-esposa de la víctima, Angélica Garzón, afirmó que el doctor que lo atendió indicó que tenía «múltiples politraumatismos; o sea, que lo habían golpeado de una manera despiadada».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: