Conozca los rostros de las víctimas de las protestas

Se conocen los rostros de los muertos en las manifestaciones por el abuso policial.

Hasta ahora, lamentablemente se suma una mujer de 40 años, quien fue arrollada por delincuentes, quienes estaban al volante de un bus del SITP.

Se cuentan aproximadamente 80 heridos en las manifestaciones.

Estos son los rostros de las víctimas y un poco de su historia:

Julieth Ramírez. 18 años. Era estudiante de psicología e inglés y según el padre, la joven habría pedido permiso para quedarse en la casa de su mejor amiga y desafortunadamente recibió un disparo en el corazón.

Relacionado: Policía pidió perdón por la muerte del abogado Javier Ordoñez

El padre dijo «Me la mataron de un tiro, una bala perdida directo en el corazón. Se ensañaron, Yo pienso que no fue una bala como tal perdida, porque fue ahí. El hecho fue que se desplomó y llegó al hospital sin signos vitales».

Germán Smith Puentes era un mensajero quien recibió un disparo cerca al CAI en el barrio Rincón de Suba. Desafortunadamente su esposa Dayana Vargas, se enteró de la terrible noticia por redes sociales.

«Mi esposo me iba a recoger al trabajo y se quedó en la protesta. Uno de los policías le pegó un tiro» expresó la esposa.

Andrés Felipe Rodríguez de 23 años, fue otra de las víctimas. Sus amigos alegan que recibió un disparo en el tórax y que los culpables fueron los policías del CAI de Verbenal.

Hayder Alexander Fonseca de 17 años. Según las versiones de los familiares, el menor de edad habría muerto por 4 disparos.

Le puede interesar: Habló uno de los patrulleros involucrados en la muerte del abogado en Bogotá.

La tía política del joven, quien además tiene un bebé de siete meses afirmó que «en el CAI de Verbenal (Suba) la policía lo ultimó. Cuatro tiros y le causó la muerte. Ellos comenzaron a disparar».

«Recibió cuatro tiros, eso no es que se escapó una bala perdida. Cuatro balas en el cuerpo. Eso fue un homicidio.» Dijo la familiar ante Blu Radio.

Cristian Camilo Hernández de 26 años. Recibió una bala en el rostro que causó su muerte. La víctima dejó huérfanas a dos niñas, una de tan solo dos años. De este crimen se culpa a la policía.

Entre lágrimas, el padre de joven clama por justicia.

Afirma que «lo cogieron entre dos policías, lo arrastraron y le pegaron un tiro en la frente».

Julián Mauricio Gonzáles de 27 años. Tenía la ilusión de graduarse de la carrera que cursaba, ingeniería industrial, además era supervisor de redes de gas. Murió por un disparo en el abdomen, cerca al CAI de Timiza en Kennedy. Lamentablemente muere horas después de ser llevado al hospital.

Angie Paola Vaquero de 29 años, era vigilante y también fallece por un impacto de bala. Angie luchó por su vida, pero la herida era bastante grave.

Según la Secretaría Integración Social para la que laboraba, la víctima recibió el impacto en medio de los disturbios. Xinia Navarro, secretario afirmó que «En extrañas circunstancias fue herida a bala».

Freddy Mahecha de 20 años, laboraba como vigilante de un centro comercial. Recientemente había llegado de Cúcuta y en esa noche fue impactado con una bala en su pecho. Los testigos afirman que la culpa es de la Policía.

Cristhian Andrés Hurtado Meneses de 27 años, ingeniero ambiental. Laboraba para el relleno de Doña Juana. Salió a hacer un mandado en el barrio en Ciudad Verde (Soacha) donde una bala perdida lo impactó. Fue trasladado al Hospital Cardiovascular San Mateo y desafortunadamente allí fallece.

Se tiene registro de otras personas muertas, una mujer de 36 años llamada Marcela Zúñiga, un joven venezolano de 26 años Lorwuan Estiben Mendoza y, según el medio independiente Razón Pública, otro hombre llamado Gabriel Estrada Espinosa de 28 años que también era extranjero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: