Defensa de párroco logró demostrar que el sacerdote era inocente.

En las últimas horas recobró la libertad el sacerdote Jairo de Jesús Ospina, quien hace 11 meses fue capturado. El Padre se desempeñaba como párroco de la iglesia del Perpetuo Socorro en la ciudad de Cartago. Su detención se debió a un supuesto delito cometido hace 8 años.

Al religioso lo detuvieron a comienzos del año 2020, por el presunto delito de acto sexual abusivo con menor de 14 años. Por hechos sucedidos supuestamente en el año 2012, en contra de una menor de edad en el municipio del Dovio, norte del Valle.

El abogado del sacerdote presentó las pruebas con las que logró demostrar que las acusaciones carecían de veracidad.

Ante la contundencia de la defensa, el párroco fue absuelto del caso que en su momento generó estupor entre la comunidad, especialmente la católica.

El padre Jairo de Jesús Ospina, espera reunirse muy pronto con la feligresía para agradecer personalmente las voces de respaldo. Agradecer además los mensajes de solidaridad que recibió durante esta difícil prueba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DeusTheme @ Instagram
A %d blogueros les gusta esto: