¡Increíble! están utilizando botellas recicladas, con residuos y agua lluvia para adulterar licor

Durante la capacitación brindada a los integrantes del equipo del programa Anticontrabando de la Gobernación de Risaralda, por parte de las tres más importantes licoreras del país y las compañías Pernod Ricard, Diageo y Dialsa, se dio a conocer que los adulteradores están usando botellas que ya se encuentran en los basureros y en las calles, y almacenando agua lluvia para mezclar el alcohol metílico.

“Los insumos que están utilizando los adulterados no son aptos para el consumo humano, ya que no solo están usando botellas que ya han sido depositadas a la basura, o dejan tiradas en las calles, sino que además, están almacenando agua lluvia para hacer las mezclas con el alcohol etílico, sustancia peligrosa para la salud de las personas”, explicó Carmen Julia Gutiérrez Suárez, directora de Fiscalización y Gestión de Ingresos.

Los adulteradores no solo no están limpiando las botellas, sino que están utilizando medias veladas y coladores viejos y en malas condiciones para disminuir la cantidad de residuos que contienen las mezclas que preparan.

Como consecuencia de este proceso inadecuado, cuando las personas ingieren ese producto adulterado, este contenido llega al estómago y el organismo hace una conversión metabólica y conduce el líquido al hígado y riñones y posteriormente al nervió óptico.

“Esto produce una quemadura en el nervio óptico lo que produce cegueras parciales o totales”, agregó Gutiérrez Suárez.

Por su parte, Hernán Darío Jaramillo, funcionario de la Fábrica de Licores de Antioquia, complementó lo expresado por la Directora de Fiscalización, al señalar que las personas deben conocer los elementos básicos de identificación de productos adulterados para que no pongan en riesgo su salud.

“La primera clave, es que las personas no deben comprar licor por debajo de precios, o que sean artificialmente muy bajos; revisar las características que hay en nuestras tapas, en ellas van a encontrar unos logo símbolos de la fábrica de licores que están armaditos en forma de rompecabezas”, explicó.

Agregó que se debe identificar el número del lote que aparece en la tapa con la que aparece en el envase, “esos números deben coincidir, en ellos deben encontrar el día, mes y año de producción, más la hora y máquina de envasado, eso no corresponde a la fecha de vencimiento y son números de impresión de lote que ustedes van a confirmar con los que hay en la tapa, con los que hay en el envase o bien sea en la etiqueta”, comentó Jaramillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: