19.6 C
Cartago
miércoles, julio 24, 2024
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Joven australiana dejó todo para vivir con su novio en la selva

El impacto de esta historia ha sido amplificado por el poder de las redes sociales

Una historia de amor inusual se ha hecho viral en las redes sociales, protagonizada por una joven australiana y su novio, un indígena ecuatoriano. La relación entre Jordan Hauenschild, de 26 años, y Pitiuruk, un joven indígena de 24 años, ha capturado la atención del mundo, recordando la clásica historia de Tarzán, pero en pleno siglo XXI.

Un Encuentro Inesperado

La historia comenzó en diciembre del año pasado cuando Jordan Hauenschild descubrió el perfil de TikTok de Pitiuruk, quien actualmente es su novio. Intrigada por sus publicaciones, que mostraban una vida completamente diferente a la suya en Queensland, Australia, decidió escribirle. «Me encontré con este hombre maravilloso que estaba publicando contenido increíble en un país del que no sabía nada. Me intrigaba mucho cómo la gente todavía vive esta forma de vida y hasta cierto punto sabía que había tribus en el Amazonas, pero nunca me había tomado el tiempo para aprender sobre ello», expresó Jordan en sus redes sociales.

Lea también: Fin a rumores: Greeicy aclaró su separación con Mike Bahía

Para su sorpresa, Pitiuruk respondió y lo que comenzó como una simple interacción en redes sociales pronto se convirtió en una amistad profunda. A lo largo de varios meses, su relación floreció a través de videollamadas constantes, creando un vínculo especial entre ambos.

De las videollamadas a la Selva Amazónica

Impulsada por su creciente amor, Jordan decidió viajar a la provincia de Pastaza, Ecuador, para conocer a Pitiuruk en persona. La travesía no fue sencilla: cuatro vuelos y más de 30 horas de viaje con paradas en países como Perú, Argentina, Brasil y finalmente Ecuador. Desde Quito, tomó un autobús durante cinco horas hasta llegar a la comunidad Guayusa Runa, hogar de su nuevo novio.

«No podía creer que alguien que se crió en la selva amazónica, en ese pedazo de tierra exótica, me respondiera. Para una chica que vive una vida occidental en la costa de Queensland, que siempre va a la playa y vive en una casa, hablar con alguien del Amazonas que vive en una cabaña era tan surrealista», relató Jordan. Su tiempo en la comunidad indígena fue una experiencia transformadora. Pasó varias semanas conociendo la selva amazónica y disfrutando de las actividades de la reserva, donde la familia de Pitiuruk realiza visitas guiadas a turistas. Toda su aventura quedó registrada en los videos que Jordan compartió en TikTok.

Un novio y una decisión de vida

Sin embargo, el idilio de amor tuvo que ser pausado. Jordan regresó a Australia para poner sus asuntos en orden y recoger más dinero, ya que decidió mudarse de manera permanente a la casa de su ‘Tarzán’ de la vida real. Actualmente, está llevando a cabo una campaña en sus redes sociales para recolectar los recursos necesarios para su regreso a Ecuador.

La historia de Jordan y Pitiuruk es un testimonio de cómo el amor puede surgir en los lugares más inesperados y superar barreras culturales y geográficas. Su relación ha inspirado a miles de personas que siguen su aventura en redes sociales, mostrándoles que el amor verdadero no conoce fronteras.

Le puede interesar: ¿Cuál es la rara enfermedad que tiene Taliana Vargas?

La fuerza de las redes sociales

El impacto de esta historia ha sido amplificado por el poder de las redes sociales. Jordan y Pitiuruk han compartido su viaje a través de plataformas como TikTok, permitiendo que personas de todo el mundo sean testigos de su singular historia de amor. Sus videos no solo documentan su relación, sino que también ofrecen una ventana a la vida en la selva amazónica, educando y fascinando a sus seguidores con las ricas tradiciones y el entorno natural de la comunidad de Pitiuruk.

La decisión de Jordan de mudarse de manera permanente a Ecuador refleja su profundo compromiso y amor por Pitiuruk. A pesar de las dificultades logísticas y financieras, su determinación de estar con su amado es inquebrantable. La campaña en redes sociales para recolectar fondos ha recibido un apoyo significativo, demostrando el poder de la comunidad digital para unir a las personas y apoyar causas personales.

Un futuro juntos

El futuro de Jordan y Pitiuruk parece prometedor, lleno de aventuras y desafíos. Su historia no solo es un ejemplo de amor intercultural, sino también un recordatorio de que el verdadero amor puede encontrarse en los lugares más remotos y entre las personas más diferentes. Mientras Jordan se prepara para su nueva vida en el Amazonas, su historia sigue inspirando y conmoviendo a quienes creen en el poder transformador del amor.

El Norte Hoy

Más Artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias