19.6 C
Cartago
domingo, junio 16, 2024
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Mujer murió luego de hacerse cirugía común para bajar de peso

Este trágico suceso pone de manifiesto los riesgos asociados a las cirugías estéticas

Laura Fernandes Costa, una joven de 31 años, falleció el 7 de mayo en Belo Horizonte, Brasil, después de someterse a una cirugía estética con la esperanza de lucir diferente para su boda próxima. La operación, que tuvo lugar el 26 de abril en una clínica de Barreiro, resultó en complicaciones fatales que llevaron a su muerte. La familia acusa de negligencia médica a la clínica responsable del procedimiento.

Una cirugía con complicaciones fatales

Laura Fernandes Costa se sometió a una cirugía de balón gástrico el 26 de abril en una clínica de Barreiro, motivada por el deseo de mejorar su apariencia para su boda. Sin embargo, tras el procedimiento, Laura experimentó fuertes dolores abdominales que la llevaron a ser internada en un hospital local. A pesar de una intervención quirúrgica adicional para tratar de mitigar las complicaciones, la joven no logró sobrevivir.

El certificado de defunción indicó que Laura murió debido a una infección generalizada provocada por una perforación en el estómago. Este trágico desenlace ha conmocionado a su familia y a la comunidad de Belo Horizonte, quienes se preguntan cómo una operación estética pudo terminar de manera tan trágica.

Acusaciones de negligencia médica

La familia de Laura ha señalado a la clínica de Barreiro por presunta negligencia médica. Matheus Turchete, el prometido de Laura, declaró a El Globo que su novia no recibió la atención postoperatoria adecuada, lo que podría haber evitado su muerte. Turchete destacó que los especialistas habían advertido que Laura, con un peso de 70 kilos y un Índice de Masa Corporal (IMC) que no justificaba una cirugía de balón gástrico, no necesitaba el procedimiento.

Lea también: Ana Gabriel fue hospitalizada de urgencia en Chile

«En realidad, ella no lo necesitaba. No era obesa, era una persona sana. Creo que quería tener un ‘cuerpo de princesa’ para su boda y terminó tomando esa decisión», afirmó Turchete. La decisión de someterse a la cirugía, impulsada por estándares de belleza y la presión de lucir perfecta en su gran día, ha dejado una profunda herida en sus seres queridos.

Investigación en curso

Debido a los síntomas persistentes y al deterioro de la salud de Laura, se decidió realizar una operación para retirar el balón gástrico el 2 de mayo en una instalación diferente. Sin embargo, sus problemas de salud continuaron y finalmente resultaron fatales. Las autoridades brasileñas han iniciado una investigación para esclarecer las circunstancias que llevaron a la muerte de Laura Fernandes Costa.

La investigación se centrará en determinar si hubo negligencia por parte de los médicos y del personal de la clínica de Barreiro. Se revisarán los protocolos seguidos antes, durante y después de la cirugía, así como la decisión de realizar un procedimiento que los especialistas habían advertido como innecesario. La comunidad médica y la sociedad en general esperan respuestas y justicia para Laura y su familia.

Un recordatorio de los riesgos de las cirugías estéticas

El trágico caso de Laura Fernandes Costa pone de manifiesto los riesgos asociados a las cirugías estéticas, especialmente cuando no están médicamente justificadas. La presión social y los ideales de belleza pueden llevar a decisiones drásticas que, como en el caso de Laura, pueden tener consecuencias devastadoras.

Le puede interesar: La Liga Risaralda Expande Servicios Móviles en el Norte del Valle

Es fundamental que los pacientes reciban una evaluación exhaustiva y asesoramiento adecuado antes de someterse a cualquier procedimiento quirúrgico. Los profesionales de la salud tienen la responsabilidad de garantizar que los pacientes comprendan los riesgos y beneficios, y de proporcionar un seguimiento postoperatorio riguroso para prevenir complicaciones.

En memoria de Laura, su familia y seres queridos esperan que su trágica historia sirva como una advertencia sobre la importancia de la seguridad y la ética en la medicina estética. Su pérdida resuena como un llamado a la acción para mejorar los estándares de atención médica y proteger a los pacientes de decisiones impulsivas y riesgos innecesarios.

En conclusión, la muerte de Laura Fernandes Costa ha dejado una marca imborrable en la comunidad de Belo Horizonte y ha resaltado la necesidad de una mayor regulación y vigilancia en las cirugías estéticas. Las autoridades continúan investigando y la familia de Laura lucha por justicia, con la esperanza de que su dolor sirva para evitar futuras tragedias similares.

El Norte Hoy

Más Artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias