Septiembre, octubre y noviembre, meses de lluvias.

Esto se conoce de acuerdo con información generada por el modelo de predicción climática para la precipitación. Información que entrega del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam). Según la entidad, durante los meses de septiembre, octubre y noviembre habrá incremento en los niveles de precipitación en algunas regiones colombianas.

Para noviembre, particularmente, se prevén precipitaciones por encima del promedio histórico en gran parte del país. Las lluvias estarán presentes en especial en las regiones Caribe y Andina, y en el norte de la Orinoquía.

El Ministerio de Ambiente activó la Mesa Técnica Ambiental para formular e implementar el plan de acción del sector. La acción se genera frente a esta segunda temporada de más lluvias, con el fin de definir y desarrollar acciones preventivas. Acciones enfocadas en pronóstico y monitoreo, en campañas de comunicación y talleres de sensibilización, entre otras.

La temporada de lluvias en Colombia se presenta de forma cíclica. Es un periodo normal que ocurre una o dos veces en el año y se caracteriza por el incremento de las precipitaciones con respecto a otros meses.

A tener en cuenta

Con base en el comportamiento esperado para esta temporada y la probabilidad de que se presenten eventos como deslizamientos, avalanchas, vendavales, inundaciones, entre otros, el Minambiente les recomienda a los colombianos atender las recomendaciones generadas por las entidades encargadas de la gestión del riesgo:

Consultar permanentemente la información emitida por la Oficina del Servicio de Pronósticos y Alertas del Ideam.

Estar atentos a las recomendaciones del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo y el SINA.

Identificar rutas de evacuación y establecer puntos de encuentro en caso de alguna emergencia ocasionada por las lluvias. Si se observan grietas o inclinaciones de viviendas, puentes, vías, entre otros, informar rápidamente a las autoridades locales.

Hacer una adecuada disposición de los residuos para evitar taponamientos en los alcantarillados y desagües. No hacer actividades deportivas en áreas abiertas cuando se estén presentando tempestades.

Fuente consultada Minambiente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DeusTheme @ Instagram
A %d blogueros les gusta esto: