19.6 C
Cartago
lunes, junio 24, 2024
spot_imgspot_imgspot_imgspot_img

Terrible crimen pasional, asesinó a su hermana y sobrinos e incineró sus cuerpos.

El día de los hechos María aprovechó que las víctimas dormían para matarlos usando una chícora y una escardilla.

María Gregoria Rubio es la mujer de 49 años es la antagonista de una macabra historia de terror e infidelidad que ocurrió en Venezuela y cobró la vida de su propia hermana y sus dos sobrinos.

El pasado miércoles, los bomberos de la localidad de Sucre, Venezuela, acudieron a un llamado que se les hiciera desde el sector de la Dolorita, para atender una llamada de emergencia por un incendio que se presentó al interior de una vivienda, una vez que los rescatistas lograron disipar las llamas se encontraron con una cruel escena, sobre una de las camas, ubicada en una de las habitaciones, había tres cadáveres completamente quemados. Las víctimas eran una mujer y dos pequeños niños.


De inmediato se hicieron presentes en el lugar funcionarios del Cuerpo de Investigación Científica Penal y Criminalística que determinaron que a la mujer y a sus dos hijos los asesinaron antes de generarse el incendio estas personas serían identificadas como Ana Victoria Rubio, de 42 años, y sus hijos: Adrián Felipe y Alejandro José, de 11 y 9, respectivamente.
La historia.


Luego de realizar varias entrevistas se recopilaron diferentes pistas. Una de las más importantes salieron de la boca de la actual pareja de Ana Victoria. El hombre le contó a las autoridades que la última persona que había estado en la casa de la familia era María Gregoria, su cuñada, también confirmó que él y su cuñada sostenían una relación extramarital, pero su esposa se había enterado y por esa razón discutió con su propia hermana.


María de 49 años, había pasado varios días en la vivienda de su propia hermana y allí mismo planificó los homicidios debido a que el hombre se negaba a abandonar a su pareja, en el informe de las autoridades, se detalla que el día de los hechos María aprovechó que las víctimas dormían para matarlos usando una chícora y una escardilla.


Primero habría asesinado a su hermana, a quien le causó graves daños. Luego asesinó a los niños. Sin perder tiempo, le roció gasolina e incendió la vivienda para huir e instalarse en el centro de Caracas donde fue detenida por las autoridades.

Redacción El Norte Hoy

Más Artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias