El Eje Cafetero azotado por las lluvias que provocan deslizamientos e inundaciones.

La actual temporada invernal tiene en aprietos a los pobladores de varias zonas en los departamentos de Caldas, Risaralda y Quindío, especialmente por lo sucedido en el comienzo del puente festivo.

Las autoridades han reportado bloqueos parciales en algunas vías, deslizamientos de tierra, entre otras afectaciones, en al menos cuatro municipios del departamento de Risaralda, tras las precipitaciones que se prolongaron por varias horas.

Las lluvias han provocado emergencias de diferente índole en los municipios de Apía, Marsella, Belén de Umbría y en la ciudad de Pereira.

Diana Carolina Ramírez Laverde, Coordinadora Departamental de Gestión del Riesgo, señaló en las vías que unen a algunas de estas localidades, fue donde se reportaron las mayores dificultades por la caída de rocas y tierra.

Por su parte, en el Departamento de Caldas, más de 50 deslizamientos afectan las vías de esa región.

En las últimas semanas se han retirado más de 400 derrumbes que han afectado vías principales y terciarias en toda la región caldense.

Así lo confirmó el Secretario de Infraestructura de Caldas, Luis Alberto Giraldo, quien dijo que debido a las lluvias, producto de las tormentas tropicales que atraviesan el país, y la consolidación del fenómeno de La Niña, los deslizamientos afectan 50 vías en total.

Agregó que hoy lo más complicado está en el norte de Caldas, con el cierre de la vía Aguadas-La Pintada en el sector de Casiquillo-Peñoles-Las Jaleas; en la vía Salamina-San Félix, una vía recién pavimentada donde se presentaron grandes estragos.

También explicó que en la vía a Pácora se tienen complicaciones por cuenta de los derrumbes en varios tramos, además, en Aranzazu se tiene la falla geológica que pasa por la zona, y que está afectando, no solo a este municipio, sino también a Filadelfia.

En el Quindío, uno de las mayores problemáticas se vivió en el Barrio Milagro de Dios de Armenia que se inundó completamente, tras las fuertes lluvias de este viernes.

Al menos 30 familias se vieron afectadas en el mencionado barrio que hace dos años presenta problemas en el sistema de acueducto.

Ante lo sucedido, Bibiana del Rocío Marín, Presidenta de la Junta de Acción Comunal del barrio, manifestó que nuevamente las lluvias rebosaron las aguas negras del alcantarillado y generaron inundaciones, que inclusive llegaron hasta la segunda planta de algunas viviendas.

La dirigente se mostró altamente preocupada porque la situación ha destruido paredes, dañado enseres, sin que se vea una solución real que erradique el problema.

Fuente consultada: RCN Radio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: