Familiares de Liseth Guzmán, temen por su seguridad por insistir para que el feminicidio no quede impune

Doña Gilma Ordoñez, madre y Jorge Guzmán Ordoñez, hermano de Bibiana Liseth, a través de las redes sociales; denuncian que se han incrementado las presiones contra ellos para que desistan en el objetivo de no permitir que el feminicidio quede en la impunidad.

“Hoy ante muchas personas que han sabido o se han interesado por lo que en determinado momento aconteció con lo de mi hermana; quiero recordar que después de eso ha sido una lucha incansable con la Fiscalía y por diversos medios para poder capturar a Marvin Andrés Echeverri Ciro”, dijo el hermano de la víctima.

Agregó que “muchas personas me han recomendado que debía cuidarme, a lo que de algún modo hice caso omiso, pues consideraba que después de ese daño tan grande e irreparable que nos hizo, no haría algo más”.

Asegura que «desde hace un tiempo he sido víctima de seguimientos, personas extrañas que se paran frente a mi casa y cuando la policía llega ya se han ido; personas que pasan y toman fotos de mi casa y la de mi mamá e incluso han intentado ingresar a nuestra casa y cuando salimos ni siquiera mostraron sorpresa; sino por el contrario, se fueron caminando de manera tranquila».

Indica Jorge que “hoy comparto con ustedes parte de esta historia que además de dolorosa; comienza a ser traumática para dejar una constancia de que si algo llegara a sucederme estaría ligado a Marvin Andrés Echeverri Ciro y sus amigos que desde Cartago, aún le colaboran y le alcahuetean su criminalidad”.

También deja constancia de que ante la Fiscalía no se ha presentado nada formal porque si no han hecho nada en el caso de mi hermana que ya está muerta; y que la norma los obliga a cumplir, van a querer o hacer algo por mí que «ni siquiera me han amenazado», para ellos tengo que ir el día que sea una situación que lamentar.

“Lo he dicho y lo voy a reiterar que somos víctimas de ese criminal, somos víctimas de un estado inoperante y ahora tendremos que volver a afrontar una nueva situación de esas para que tal vez se haga algo”; termina sentenciando la denuncia pública.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: