Hombre señalado de asesinar a una niña de 4 años en Aguadas (Caldas) aceptó los cargos

La Fiscalía General de la Nación reveló que ante la contundente evidencia en su contra, Juan Carlos Galvis Duque, aceptó haber asesinado a la niña María Ángel Molina Tangarife, de 4 años de edad, en el Municipio de Aguadas (Caldas).

El ente acusador precisó que modificó la imputación de tentativa de homicidio agravado que el investigado habría cometido contra la madre de la menor, por el delito de feminicidio agravado en grado de tentativa.

Tras aceptar su responsabilidad como autor material del crimen, un fiscal especializado GAULA de la Seccional Caldas, le imputó el delito de feminicidio agravado.

Se conoció que el proceso se deriva del intento de asesinato del que fue víctima una mujer, el secuestro y desaparición de sus hijas de 4 años y 18 meses de edad, respectivamente, así como el posterior feminicidio de una de las niñas, en hechos ocurridos el 9 de enero reciente en la vereda Naranjales del corregimiento de Arma, en el municipio de Aguadas (Caldas) y cuyo cuerpo fue hallado el 13 de enero, en un islote del río Arma.

Como se recuerda, en menos de 24 horas, la investigación priorizada según lo establecido en el Direccionamiento Estratégico del Fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa Delgado, para combatir la violencia contra niños, niñas y adolescentes, permitió materializar la captura del hoy procesado en el corregimiento Pantanillo del municipio de Abejorral (Antioquia), donde estaba con la menor de 18 meses.

En una de las audiencia, la mamá de las menores señaló que Galvis Duque, la citó y le dijo que llevara a las pequeñas porque quería sorprenderlas con unos regalos, pero esta le dijo que iría con una prima, a lo que él supuestamente se negó argumentando que quería ver la cara de las menores cuando vieran los obsequios.

Cuenta la mujer que caminaron unas 15 cuadras para llegar al sitio donde les entregaría los regalos, y después de vendarle los ojos, este la apuñaló y la lanzó con golpes por un despeñadero que conduce al río Arma.

Mientras ella le rogaba que no les hiciera daño a sus hijas y que no las fuera a matar, el hombre presuntamente le lanzaba piedras. Cuando el hombre bajó con las niñas hasta el lugar donde quedó la mujer, esta fingió estar muerta.

El procesado le relató a la Fiscalía que estaba enceguecido por la ira que le produjo que la mujer le dijera que tenía una relación con otra persona, pero que aceptaba ser su amiga, y por eso quiso vengarse de ella.

Igualmente indicó que atravesó el río Arma con las niñas, por un tramo en donde el agua no le llegaba ni a las rodillas, con la intención de llegar a Antioquia, pero que en el trayecto la niña de 18 meses se le resbaló y casi se le cae por lo que soltó a la mayor y ella se ahogó.

La versión del imputado fue desvirtuada con la necropsia, ya que en ella se determinó que la muerte de la niña fue violenta, que tenía signos de maniobras para borrar todo lo que pudiera conducir a su identificación, marcas de haber sido inmovilizada y señales que demostraban que intentó defenderse.

Fuente consultada: Fiscalía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: