Ladrones se hacen pasar por clientes que piden domicilios para sacar partido y comer gratis

Por la época de pandemia en la que nos encontramos, muchos de los restaurantes habilitaron el servicio de pago por transferencia de diferentes bancos. Si el cliente va a realizar la transferencia de una cuenta del mismo banco del restaurante, esta se ve reflejada al instante, pero si no es así se puede demorar hasta 24 horas en llegar.

En este tiempo es que los delincuentes aprovechan para enviar falsos comprobantes y que su pedido sea despachado. Una persona que trabaja en el sector gastronómico indicó que “los clientes deben enviar la captura de pantalla que genera la aplicación del banco cuando se realiza la transferencia para que los cajeros tengan el soporte del pago y muchas veces los restaurantes no se percatan de que efectivamente ese dinero entró”.

Los delincuentes saben que en medio de tantos pedidos no les alcanza el tiempo para verificar transferencia por transferencia, por eso alteran los comprobantes con Photoshop, un programa con el que editan fotos, y le modifican la cuenta del restaurante, los horarios, las fechas y el valor total de la cuenta y como muchas veces están con varios pedidos, no se percatan de la edición que realizan.

Luego, la estrategia que utilizan para recibir el pedido sin levantar sospecha consiste en dar una dirección que no sea de una vivienda exacta, suelen ser de parques o direcciones que sean difíciles de encontrar para que el encargado del domicilio tenga que llamar y los delincuentes le den las indicaciones para esperarlo lejos de la supuesta residencia, después de recibir el pedido apagan el celular con el cual realizaron las llamadas.

Finalmente, el dinero de la supuesta transferencia nunca entra y los delincuentes comen gratis.

Fuente consultada:

El Tiempo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DeusTheme @ Instagram
A %d blogueros les gusta esto: