19.6 C
Cartago
sábado, mayo 18, 2024

Niña de 5 años es gravemente herida por perro Pitbull en Pereira

El animal, que ya había mordido a varios miembros de la familia en el pasado, atacó ferozmente a la menor en el patio de su casa, causando graves heridas en su rostro y pierna. La Secretaría de Salud evalúa al perro para determinar su futuro.

En la noche del pasado sábado, una tragedia tuvo lugar en el barrio El Triunfo de Pereira. Una niña de tan solo 5 años de edad fue atacada ferozmente por un perro Pitbull en el patio de su casa. Según testigos, la menor estaba con sus padres y su hermano mayor en la carrera segunda con calle 44 de Pereira, cuando decidió ir al baño y abrió la reja del patio. Fue en ese momento que el perro, que se encontraba suelto, la atacó.

La pequeña Jordanis Ortiz Zamora fue mordida en el muslo de la pierna derecha y en la cara, sufriendo graves heridas que requirieron atención médica inmediata. Los padres de la menor escucharon el fuerte grito de su hija y acudieron rápidamente al patio, donde encontraron a la niña cubierta de sangre en el piso. La madre intentó cogerla en brazos, mientras el padre salió en busca de ayuda, pero el perro volvió a atacar.

El padre logró sujetar al animal por el cuello y amarrarlo para sacarlo de la casa, mientras que la menor era llevada por su tío en busca de atención médica. Los vecinos de la zona se unieron para ayudar y en una moto llevaron a la niña hasta el hospital de la Universidad Libre, donde fue atendida y posteriormente remitida a la Clínica Los Rosales.

La menor fue sometida a una cirugía maxilofacial al día siguiente para intentar recuperar parte de su rostro, que había quedado desgarrado en la zona del cachete derecho y el labio superior. Además, la pequeña sufrió una mordida en el muslo que también requirió atención médica. Por su parte, la madre de la menor presentó heridas en sus brazos, dedos y torso, por las que también deberá ser sometida a cirugía.

Los vecinos del barrio El Triunfo informaron que este perro había mordido a varios miembros de la familia en cuatro oportunidades anteriores, pero siempre de manera leve o con rayones. Sin embargo, el padre de la niña y dueño del canino afirmó que en esas ocasiones siempre había habido comida de por medio. A pesar de ello, el hecho más reciente fue el más grave.

La Secretaría de Salud se encargará de revisar al perro para verificar que no tenga síntomas de rabia, además de observarlo durante la siguiente semana. La Inspección de Policía y la Secretaría de Gobierno serán las encargadas de evaluar al canino para determinar si debe ser retirado de la vivienda o incluso sacrificado.

Redacción El Norte Hoy

Más Artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias