Niña de 2 años murió en las calles de Cartago, pertenecía a una comunidad indígena.

Una deshidratación severa habría sido la causa de muerte de una niña de 2 años, perteneciente a la comunidad indígena Embera Chamí. El cuerpo sin vida sus padres lo trasladaron hasta la entrada de la alcaldía de Cartago con el fin de que les colaboraran para su sepelio.

Según los padres de la menor, que residen en Puerto Caldas (Pereira), la niña fue trasladada a Ansermanuevo para que uno de los chamanes de su comunidad. El objetivo era de que la trataran porque supuestamente la niña tenía un maleficio.

Todo parecer indicar que la menor llegó sin signos vitales a Ansermanuevo y de allí se desplazaron a Cartago. En esta ciudad estaban buscando ayuda para darle sepultura al cuerpo, para lo cual decidieron acudir a la alcaldía.

El padre la menor manifestó que siguiendo sus tradiciones ancestrales, la llevaron al médico de su comunidad y no la trasladaron a un centro de salud.

Se ubicaron en la entrada del edificio, en donde con los debidos protocolos los atendió personal de la Secretaría de Gobierno. Allí en compañía de un médico, procedieron a constatar el estado de la pequeña y confirmaron que en efecto, no tenía signos vitales.

Se descartó que el fallecimiento estuviese relacionado con la COVID-19.
La administración municipal, procedió a colaborar con el ataúd y ayudó a gestionar un espacio para el sepelio en el cementerio.
La Secretaría de Gobierno de Cartago, explicó que la menor no murió en los brazos de sus padres en las afueras de la alcaldía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: