Polémica por la silla vacía en el acto de perdón y reconciliación en Bogotá. Presidente dijo que avisó que no iba.

Claudia López alcaldesa de Bogotá programó para este domingo en la mañana el acto de perdón y reconciliación con los familiares de las víctimas.

Al evento asistieron representantes de varias iglesias, también estuvieron representantes del gobierno nacional.

El objetivo del evento era ofrecer respaldo a las familias de las víctimas de las manifestaciones que se generaron luego de la muerte del abogado Ordóñez.

Pero el acto generó una gran polémica por la silla vacía donde aparecía el nombre del presidente de la república. Esto dejó ver que el mandatario le quedó mal a las familias de las víctimas.

En toda la tarde las redes sociales fueron fuertes al criticar este hecho donde se interpretó que el presidente dejó plantada a la alcaldesa de la capital.

Posteriormente se conoció que el mandatario había anunciado que no asistiría debido a compromisos que tenía programados con anterioridad. Y que asistirían en su nombre el alto comisionado para la Paz Miguel Ceballos.

Este último en su discurso manifestó que se sentía asaltado en su buena fe, pues cuando llegó avisó que el presidente no asistiría y que también habían anunciado desde la noche anterior.

Dijo también que el lugar del mandatario lo tomaría él quien lo representaría en la Liturgia Ecuménica. La molestia del funcionario se incrementó cuando vio que de todas maneras colocaron otra silla y le pusieron el nombre del presidente.

La mandataria de los bogotanos en su discurso le reclamó al presidente por su ausencia. Le dijo que el perdón se pide en presencia y no en ausencia.

Lo invitó para que para que en su calidad de comandante en jefe reconozca a las víctimas de la capital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: