19.6 C
Cartago
sábado, febrero 4, 2023
spot_img

Veterinario y auxiliar mataban perritos de la calle para hacer prácticas en Alcalá

El 29 de enero, las autoridades recibieron un llamado ciudadano que daba cuenta de animales muertos en la vereda Mesa Baja, en la vía que comunica a Quimbaya (Quindío) con Alcalá (Valle del Cauca).

Un aberrante caso en contra de los animales se dio a conocer en Alcalá al norte del Valle del cauca, allí fueron judicializados un veterinario y su auxiliar quienes están señalados de sacrificar varios perros en condición de calle, que rondaban por el centro de este municipio. El objetivo de los “sacrificios” era el de ofrecer capacitaciones para la práctica de intervenciones quirúrgicas en áreas blandas de los animales, en valle del cauca.

En el curso de la investigación fueron encontrados los cuerpos de cinco animales, los cuales se encontraban en precarias condiciones, todos con cortaduras y signos de manipulación. El material probatorio recopilado, permitió que una fiscal del Grupo Especial para la Lucha contra el Maltrato Animal (Gelma) lograra la judicialización del veterinario Julio Cesar Morales y la auxiliar Nathalia Ximena Hurtado Ortega,
Sindicados de ser los presuntos responsables de sacrificar a estos perros en condición de calle para dictar capacitaciones sobre cirugías en animales.

De acuerdo con las autoridades, los hechos ocurrieron durante el 27 y el 29 de enero del año en curso, en Alcalá (Valle de Cauca).

Cómo ocurrió todo: al parecer, el médico veterinario contrató una camioneta para recoger perros que permanecían en el parque municipal, según el profesional, para una supuesta jornada de vacunación, desparasitación y adopción que él mismo iba a realizar a todos los animales en condición de calle en este municipio.

En la investigación se conoció que los caninos fueron trasladados al consultorio del hoy
procesado y, presuntamente, usados para prácticas de procedimientos quirúrgicos en tejidos blandos. Varios asistentes indicaron que les habrían informado que estos animales, utilizados en la capacitación, habían fallecido por diferentes motivos clínicos.

La ciudadanía y los grupos de animalistas, al desconocer el paradero de los caninos, iniciaron la búsqueda en inmediaciones de la población. Asimismo, consultaron al veterinario y a la auxiliar, quienes negaron tener información al respecto. Sin embargo, la personas que recogieron los animales se acercaron a la Policía Nacional, reconocieron que fueron contratados para moverlos caninos en un carro y mostraron mensajes en los que la auxiliar les pidió no hablar sobre el tema y pintar la camioneta que utilizaron.

El 29 de enero, las autoridades recibieron un llamado ciudadano que daba cuenta de animales muertos en la vereda Mesa Baja, en la vía que comunica a Quimbaya (Quindío) con Alcalá (Valle del Cauca). En el lugar fueron encontrados los cuerpos de cinco perros, los cuales estaban rasurados y amarrados con guantes quirúrgicos y cinta de enmascarar; además tenían cortaduras y algodón en distintos orificios.

En ese sentido, el veterinario y su auxiliar fueron imputados por el delito de maltrato animal.

Más Artículos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias