Atención, comerciantes del norte del Valle están siendo extorsionados por teléfono.

Varios comerciantes de diferentes municipios de esta región del norte del Valle han denunciado ser extorsionados a través de llamadas.

Según lo manifestado por los comerciantes, han sido víctimas de estas llamadas que han ocurrido en las últimas dos semanas. Al parecer reciben la llamada de un hombre que comienza diciendo que en la zona hay mucho problema de delincuencia. Y que por eso se ha conformado un grupo de ex militantes de grupos guerrilleros para proteger los municipios.

Continúan pidiéndole a los comerciantes ayudas en especie como uniformes, municiones y armamento. Luego le comentan que para que el empresario no se «Voleté», que mejor les consigne el dinero y que ellos compran todo.

Una de las llamadas la recibió un comerciante del municipio de Roldanillo, Le dijeron lo mismo, pero le adicionaron que le iban a enviar a unos muchachos para que estuvieran pendientes del sector. Sin embargo, le fueron insistente en que primero debería consignar la plata para poder pasar el dato de que él, ya estaba a paz y salvo. Le advirtieron además que no fuera a botar el recibo de la consignación que debía mostrarlo cada que le llegaron los muchachos que ellos enviarían.

El comerciante, que entre otras cosas ha recibido cientos de llamadas por su actividad, le extendió la conversación. En medio de lo hablado le exigieron que consignara 500.000 pesos, a lo que el empresario se negó y le propuso que solo le podía enviar 300.000. El hombre que se identificó como Duber Valencia, le dijo que los aceptaba y le dio datos de una mujer para que se los hiciera llegar a manera de giro por na chancera.

Al ver que el comerciante no enviaba la comprobación del envío, inició una serie de llamadas insistente para presionar el pago.

En una de esas llamadas le dijo que había descubierto que no quería colaborar. Y que lo iba a lamentar, que le iba a suceder algo a él y a su familia. Insistía además que la consignación debía hacerla antes de las 3:00 de la tarde, que porque según él, debía pasar el dato al superior.

Finalmente el hombre se enteró de que el comerciante no le iba a consignar ninguna cantidad y volvió a amenazarlo.

El caso ya lo tienen las autoridades, los empresarios del norte del Valle esperan que hagan algo frente al tema. Son varios los municipios que han reportado este tipo de casos de extorsión telefónica a sus comerciantes.

Hemos conocido que en Cartago, Ansermanuevo y Roldanillo han seguido recibiendo este tipo de llamadas.

Casi en la totalidad de los casos las autoridades han descubierto que este tipo de llamadas las hacen desde algunas cárceles del país. Y lo que buscan quienes llaman, es intimidar a sus víctimas para lograr que algunas de ellas consignen.

Como funciona detrás de el teléfono

Primero, hay una fuerte ilegalidad con el uso del teléfonos celulares en las cárceles. Según una fuente, para que los internos puedan usar estos teléfonos deben pagar un alquiler y así lo pueden usar dentro del penal hasta cierta hora.

Los datos de los comerciantes son obtenidos a través de las redes sociales o de personas hoy presas que conocieron al empresario, ya sea por que fueron vecinos o empleados. La estafa se consuma con la consignación en efectivo.

Los hombres que llaman presionan para que se consigne temprano el dinero porque, según nuestra fuente, de noche no usan los teléfonos en las cárceles. Lo único claro de este tipo de llamadas es que en el 99 % de los casos no hay infraestructura, ni tampoco grupo armado alguno.

Esta presión psicológica se logra con datos públicos que alguien obtiene o el comerciante indirectamente los entrega en redes sociales.

Uno de los comerciantes que ha sido objeto de varias llamadas propone una guía para que la use si llega a recibir una llamada de este tipo:

  • Dígales que usted tiene acceso a los materiales que piden, que no entrega el efectivo, sino que les dice que les envía lo que ellos necesitan.
  • Que lo llamen en la noche para coordinar todo.
  • Que usted no consigna, que manden por el dinero a los miembros de la estructura que ellos dicen tener.

Espere una segunda parte de esta nota con los audios que fueron grabados al momento de recibir una de esas llamadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: