Capturados por masacre en Cali dicen que estuvieron en el lugar, pero que no fueron ellos.

No paran las versiones que giran alrededor del múltiple asesinato de adolescentes en el oriente de Cali. Los mismos han tomado fuerza tras los allanamientos que esta semana dejaron dos capturas.

Los acusados reconocen que estuvieron en el sitio y a la hora que se presentó el crimen. E insisten en que no vigilaban el cañaduzal y que trabajaban para una empresa constructora en otro sector de la ciudad.

El abogado Elmer Montaña, representante legal de una de las víctimas de la masacre en Llano Verde, reveló que Jefferson Marcial Angulo Quiñonez y Juan Carlos Loaiza Ocampo, acusados de haber participado en la masacre de Llano Verde en Cali, habrían estado en el lugar de los hechos, pero que no dispararon contra los 5 jóvenes masacrados.

Según el jurista y con base en las declaraciones en audiencia de los hoy detenidos, Gabriel Alejandro Bejarano, quien es buscado por la justicia, sería el autor material del atroz crimen. Por este hombre, las autoridades ofrecen varios millones de pesos como recompensa por información que permita su captura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: