Con medidas de seguridad o sin ellas, siguen asesinando en Tuluá

Pese a las medidas de seguridad adoptadas en el Municipio de Tuluá por la serie de homicidios, los violentos siguen haciendo de las suyas, tal y como se evidencia en el reporte de la Policía, en el que revelan que dos nuevos crímenes se presentaron en esa localidad.

El informe señala que en vía pública de la transversal 7ª con 21 del barrio Chiminangos, asesinaron a un hombre que se movilizaba en motocicleta.

En la acción sicarial le quitaron la vida a un joven de 19 años de edad, identificado como Nicolás Jeremy Márquez Porras, a quien le dispararon en repetidas ocasiones.

El otro hecho de sangre sucedió en el Corregimiento Barragán, a la altura de la vereda Santa Lucia, en donde personal de la SIJIN realizó la inspección técnica al cadáver de Carlos Andrés Grisales Pérez.

La víctima de 33 años de edad, fue atacada con arma corto punzante.

De otro lado, el informe señala que con arma de fuego en la calle 16 con carrera 11 del barrio Fuenmayor en Buga, ultimaron a Antonio José Toro Vélez, de 43 años.

Finalmente el reporte judicial explica que en la ciudad de Palmira asesinaron a un hombre, cuya identidad no se ha establecido y el presunto autor del crimen fue capturado.

Los hechos ocurrieron en la calle 31 con 24, en donde encontraron el cadáver de un supuesto habitante de calle de 65 años aproximadamente, que vestía pantalón jean color negro, buzo negro y chaqueta negra.

El cuerpo presentaba una herida ocasionada por arma corto punzante, al parecer ocasionada por un hombre de 26 años, el cual en reacción policial fue detenido y dejado a disposición de la autoridad competente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: