Un día como hoy murió Jorge Eliecer Gaitán. Aniversario 73 del Bogotazo

El 9 de abril de 1948, Colombia se encontraba atravesando episodios sociales y políticos muy fuertes, los cuales fueron cruciales para que se dieran cambios y transformaciones profundas en todo el territorio colombiano.

Este día en especial nos recuerda la ola de violencia que se encontraba desatada en el país y a su vez la muerte del caudillo liberal colombiano Jorge Eliecer Gaitán. Un líder revolucionario, cuyo deceso cambio la historia de todo un país.

El candidato  presidencial salía de su oficina en el centro de Bogotá alrededor de la una de la tarde, acompañado de Plinio Mendoza, su mano derecha. Cuando de repente ambos fueron interceptados por  Juan Roa Sierra.

Sierra, al estar frente a ambos hombre, a punto con arma de fuego directamente al líder Gaitán, el cual en busca de salvar su vida corrió rápidamente tratando de dirigirse de nuevo hacia el  Hotel Continental, pero Juan Roa reacciono rápidamente disparando contra Gaitán; impactándole un tiro en la cabeza y dos en la espalda.

Gaitán fue trasladado a la clínica Central, pero alrededor de las 7:45 de la mañana murió.

En este momento al partido político Liberal se encontraba reunido, sin alertar sobre la noticia, para primero determinar que acciones deberían tomar desde ese instante.

Por otra parte mientras Gaitán ya era trasladado a la clinca en estado crítico, Juan Roa, no contaba con haber sido visto; hasta que un grupo de lustrabotas comenzaron a gritar “Cojan al asesino”.

El hombre fue capturado por un grupo numeroso de dragonites los cuales lo encerraron en una droguería pidiéndole respuesta del asesinato, ¿Por qué mato a Gaitán?. Sin embargo no pudieron retener mucho tiempo a Roa en ese lugar; una turba de gente furiosa decidió hacer justicia por sus propias manos. Lograron entrar en dicha farmacia y sacaron a Roa matándolo a golpes, patadas y palos.

Lo ocurrido seguido de la muerte de Gaitán es un episodio histórico en la historia de Colombia, la ola de violencia era indetenible, solo pocas emisoras de aquel entonces lograron narrar como todo se encontraba fuera de control saqueos en locales comerciales, disparos, incendios; matanzas.

Un día como hoy cabe destacar a nuestro personaje insignia del antiguo billete de mil, el cual referencia unas de sus frases insignias, «Yo no soy un hombre, soy un pueblo» y «El pueblo es superior a sus dirigentes».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DeusTheme @ Instagram
A %d blogueros les gusta esto: